Seleccionar página

Si de algo sirven las redes sociales es para conectar, y para encontrar personas como Margarita Tarragona que te inspiran, te zarandean en tu zona de abrigo, en tu espacio de confort y con cuatro palabras te hace pasar a la acción.

La lectura de su última entrada en su blog PosiTip (que os recomiendo seguir) me ha hecho reflexionar que sin duda un buen plan para el 2016 sería hacer menos y sentir que tengo tiempo para respirar.

Esa sensación de ahogo en los últimos meses y seguir una de las máximas que nos regala Miguel Angel en #15leccionesqueaprendíenelMIT me ha hecho apartarme de las ‘pantallas’  y lo mejor es que he descubierto que no pasa nada.

”Hay que saber cuando darlo todo y cuando hay que retirarse” by @mdiazhability

Miguel Angel Diaz Escoto durante la presentación de #15cosasqueaprendíenelMIT (17.12.2015)

Miguel Angel Diaz Escoto durante la presentación de #15cosasqueaprendíenelMIT (17.12.2015)

Era momento de parar, tomar aire y analizar la situación para tomar decisiones correctas, aún hoy sigo en esa fase de reflexión, en un momento de mudanza además de literal emocional porque es momento de decidir las coordenadas de mi vida.

Soy una persona afortunada que tengo muchos motivos por los que dar las GRACIAS al año que acaba, la persistencia y el esfuerzo en los objetivos marcados, han traído la recompensa de recoger frutos, con reconocimiento en forma de proyectos consolidados y de otros que van a nacer en el nuevo año y que abordamos con gran ilusión.

Ha sido un año, donde el mayor trabajo es el que he ido realizando desde dentro a afuera, arañando los miedos para hacerlos aflorar y afrontándolos tomando decisiones que dieran un giro a mi trayectoria de vida.

Un período lleno de aventuras y de experiencias vividas en ciudades del mundo pero siempre en la mejor de las compañías.

Sería excesivamente largo y seguramente entraría en fase ‘empalagosa’ dando las GRACIAS nominativamente a tod@s los que me habéis acompañado en el camino, pero vosotr@s sabéis que vuestra amistad, apoyo y cariño son nutritivos para mí y lo que me permite hacer, ser y estar en este mundo para intentar contribuir a que sea un poquito mejor.

Como la vida tiene un sabor agridulce, también ha sido un año, donde el sufrimiento por la despedida de personas importantes para mi o de personas vitales para otras que lo son han dejado huella.

Tan sólo el apoyo y el recuerdo del saboreo de los momentos vividos junto a ellos nos permiten vivir estos días con cierto sosiego.

Al final de todo y de todos he aprendido que

“El tiempo es la moneda de la vida” by Dr. Mihaly Csikszentmihalyi

Dr. Mihaly Csikszentmihalyi un regalo escucharle en directo en #FET2015

Dr. Mihaly Csikszentmihalyi un regalo escucharle en directo en #FET2015

Moneda que tan sólo nosotros con nuestra actitud podemos hacer que pase de cruz a cara, siempre en positivo.

Y si el tiempo es un bien tan preciado y todos disponemos del mismo porque no decidir a qué lo dedicamos en el nuevo año dando mayor espacio a lo que para nosotros es lo verdaderamente importante, por eso yo he decidido siguiendo el consejo de Margarita,  permitirme hacer menos en el 2016.

Y tú ¿Te lo vas a permitir?

Dejar huecos en nuestro calendario

No aceptar automáticamente todas las invitaciones

Reservar tiempo libre en nuestra agenda y ¡respetarlo!

Separar al menos una noche libre entre semana y un día libre el fin de semana